A lo largo de este verano y para ir calentando motores para el carnaval 2018 vamos a ir recordando algunos de los tipos que la chirigota ha llevado a la calle a lo largo estos más de 20 años.

Vamos a comenzar, como no puede ser de otro modocon el primer año, aquel 1997 en los Salones El Patas…

Es éste el año del inicio de la actividad carnavalesca de este grupo. El deseo de tres personas para hacer algo diferente es nuestra localidad, distinto a la naturaleza de los grupos ya existentes (murgas, comparsas, charangas,..) fue la base que dio luz a este proyecto. Era una idea que se había intentado desarrollar en años anteriores pero es ahora, con el impulso del gran maestro guitarrista herenciano MANUEL MARTÍN DEL CAMPO, cuando se lleva a cabo este proceso.

Se toma como referencia las chirigotas gaditanas para intentar dar forma a la agrupación, y cogiendo como modelo la chirigota gaditana “La Ninfas de Cádiz” se ponen manos a la obra. Empiezan a hacerse familiares los tanguillos, cuplés, pasodobles, popurrís y demás composiciones musicales típicas del Carnaval de Cádiz.

Se va dando forma al grupo, que con ilusión empiezan los ens

 

ayos con vistas a la actuación que realizarán en la inauguración oficial del carnaval herenciano.

Tras la inauguración, la chirigota sale a la calle durante el cañeo de los días de Carnaval y desde el principio la aceptación popular es notable.

Los componentes de la chirigota, en esta primera edición, pretenden vestiré se mujeres. Típicas amas de casa, vulgarmente conocidas como marujonas. Sin embargo, los resultados fueron otros, Fue tal el derroche en maquillajes, pelucas y vestidos, que en vez de amas de casa resultaron mujeres extravagantes y licenciosas.

Pero sin duda la comicidad del grupo era patente.

Tras la inauguración, en el salón del Patas,  en la  que compartieron protagonismo con el pregonero (el cantante y showman PABLO CARBONELL), y el grupo local anfitrión de aquel evento (ALMA-ANCHA), se dirigieron a recorrer bares llevando sus coplillas a todos. Una opípara cena fue el colofón perfecto al nacimiento de esta agrupación. Los resultados etílicos de esta noche aún son recordados por los componentes del grupo y, desde luego, por el citado señor Carbonell, que no se separó de la chirigota hasta casi el amanecer.

Este primer año las letras de la Chirigota apenas hacen relación a temas herencianos. Bastante se consigue con llevar a cabo el proyecto para desarrollar otras mejoras que en años sucesivos se irán realizando. Son canciones de temas muy generales y de un humor rápido y sencillo. Lo clones, el fútbol, los anuncios televisivos,… fueron la base de estas primeras composiciones.

Los Pelendengues 1997

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *